Un Nueva York +pop


Estábamos esperando que NewYorkando madurara un poco para presentarlo en sociedad. Pero en internet los retoños digitales son precoces y crecen rápido. NewYorkando es nuestro nuevo proyecto de contenido pop, el que realizamos junto a nuestro +amigo Flavio Bastos como Dungeon(web)master y Super(SEO)héroe.

Si no fuera por los amigos NewYorkando no estuviera dando zancadas tan largas. Uno de ellos es Eddy Lara Brito, la mente Destinos Actuales, un excelente blog de viajes dedicado a los viajeros españoles y latinoamericanos, quien hace poco nos publicó un guest post que nos gustó tanto, tanto, que lo elegimos para contarles de qué va nuestro proyecto de contenido indie sobre Nueva York, así que sigan leyendo:

Todos los caminos conducen a Nueva York

Nueva York es la nueva Roma, todos los caminos conducen a Nueva York. No es que releguemos a la ciudad madre del mundo antiguo, es que Nueva York es la fuente de buena parte de las metáforas contemporáneas. Es el icono y concepto de la ciudad, es Ciudad Gótica pero también Metrópolis, es la Pequeña Odessa y también la Pequeña Italia, es salsa y es rock. Así es esta ciudad, aquí todos caben y hay para todos. ¿Hace falta seguir justificando nuestra pasión?

Nuestras niñeras fueron series y películas que casi siempre ocurren en Nueva York. Aunque Superman, Batman o Don Corleone nunca han visitado nuestras latitudes, sus mitologías nos son tan familiares como Mafalda, Asterix y Obelix o Mortadelo y Filemón. Siempre temimos el primer día en que pondríamos un pie en la gran metrópolis, pensamos que nos íbamos a extraviar entre tanta cita fílmica. Nueva York es como Roma -insistimos- “verla y después morir”. Pero fuimos y no morimos, solo que nos contagiamos con la NewYorkmanía. Y si pasamos un año sin regresar comienza el síndrome de abstención.

Otra cualidad de esta ciudad es que no es Estados Unidos, es Nueva York, antes era Nueva Amsterdam y mucho más atrás territorio indígena. Quienes conozcan otras ciudades de Norteamérica podrán dar fe de ello. Es que en esta ciudad casi todos vienen de otra parte, como lo dijo John Dos Passos en su Manhattan Transfer. Aquí se hablan casi 100 lenguas distintas, basta pararse en una esquina para escuchar simultáneamente varios idiomas. Y a los hispanoparlantes se nos hace fácil, ya que la segunda lengua de la ciudad es el español.

Esta cultura ecléctica se vuelca en sus comidas, se puede desayunar bagels en un dinner de Brooklyn, almorzar dumplings en el Chinatown y cenar un ceviche bien picante en Queens. También en su oferta de espectáculos. Hay festivales de cine independiente como el de TriBeCa, pero también las masivas obras de Broadway. Y que se diga de la música, la banda que “lo logra aquí lo logra en cualquier parte”, tomando prestada una cita literal de Frank Sinatra.

Nueva York es un puerto, tiene esa cualidad ambigua de gente siempre llegando y partiendo. Es como las ciudades de Calvino o la Dark City de Alex Proyas, eternamente recomponiéndose. Esta sensación de novedad permanente la comparte con otras ciudades puerto que nos fascinan, es como Oporto, Barcelona, San Francisco, Hamburgo o Valparaíso. Esta atracción por esta esta Babel cosmopolita debía hallar un curso, sino podíamos reventar. Y así fue como nació Newyorkando, una guía de viaje indie, punk, sin más intermediarios que muchas horas de pelis y libros, nuestros gustos y las recomendaciones de amigos.

Esperamos contagiarles con este virus y start spreadin’ the news, I’m leavin’ today…

________

Si les gustó esta mirada de Nueva York pueden seguir sus batiaventuras en @newyorkando.
__________

Foto por AngMoKio (Own work)
[CC-BY-SA-2.5],
vía Wikimedia Commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *