Músicos venezolanos enredados

En noviembre del año pasado nos contactaron de Últimas Noticias para conversar sobre cómo las bandas de música venezolanas estaban usando las redes sociales. Que sepamos el reportaje aún no ha visto luz, pero como las ideas son inquietas, aquí dejamos nuestras respuestas en bruto para que le sirvan a quien desee leerlas y spoilearnos nosotros mismos:

¿Cuán efectivo ha sido la utilización de las redes sociales respecto a la promoción de los toques, venta de discos o información general?

Muy efectivos. Tanto para las bandas como para cualquier tipo de organización, las redes sociales son una herramienta para estar en contacto con su público objetivo. En el caso de las bandas sus seguidores y sus potenciales seguidores.

Siempre habrá bandas que utilizarán sus redes sociales como SPAM y en vez de ganar adeptos, los espantarán. Pero hay otras agrupaciones que han sabido manejar sus redes sociales muy bien y han generado un grupo muy significativo de fieles. Por ejemplo, la Vida Boheme y lo que ellos llaman “La Resistance” o Los Mentas y su nuevo “Unidad Educativa Los Mentas”.

Sigue…

En ambos casos, las bandas se fundamentaron en un concepto sólido para crear este revuelo en las redes sociales. Con esto queremos decir que las redes sociales no trabajan por sí solas. Las organizaciones, y hablamos de bandas como organizaciones, que quieren promocionarse en la red deben tener un sólido concepto, un contenido atractivo, trabajo constante y empatía con público objetivo. Si este trabajo es orquestado correctamente apalancándose en las herramientas de la web 2.0 (llámalo MySpace, Twitter, Facebook, Last.fm, BandCamp.com, etc.) lo más probable es que esa agrupación pase a ser más que un grato recuerdo de amigos.

¿Consideran que de no haber utilizado Myspace, Twitter o Facebook, algunas bandas no sonarían en las radios actualmente?

Este es un tema delicado, porque es difícil delimitar hasta qué punto las bandas suenan en las radios por su talento o por la obligación de las radios que tienen de poner música nacional. Ojo, con esto no queremos decir que las bandas nacionales no tienen talento. Siempre lo han tenido, pero antes de la Ley las colocaban mucho menos.

Por ejemplo, La Mega inventó un género musical llamado el Neo-Folklore. Y nos preguntamos: ¿De verdad las bandas quieren hacer una fusión con folklore venezolano? Habrá muchas que sí y hay algunas que lo han hecho muy bien, pero te aseguro que en la mayoría de los casos las bandas se metieron a grabar versiones de música venezolana sólo para sonar en la radio. Y allí una segunda pregunta: ¿Es eso bueno para las bandas? Realmente creemos que no, porque traicionan sus principios y la audiencia no los respeta. Será muy difícil que alguna de esas agrupaciones se quite la etiqueta de Neo-Flokore.

Ahora hablando de las redes sociales, tanto en Venezuela como en el mundo hay casos modelo. Por ejemplo, Pomplamoose, la banda califormiana que le demostró al mundo a través de YouTube que como músico no necesitas contrato disquero para hacer dinero. O más recientemente Fulkultur, los suecos que con su Ugly Dance pusieron a bailar a muchos. Ambas se han ganado su puesto en las radios a nivel mundial por la calidad de sus productos.

En Venezuela no recordamos un caso de este tipo. Es decir, que de las redes sociales hayan saltado a los medios tradicionales como la radio. Quizás Francisco y Fernando con su “Vamos a la Playa”, pero este caso fue fortuito y no estratégicamente planificado.

Como explicamos anteriormente, las redes sociales no hacen magia, sobre todo en un tema tan sensible para la gente como lo es el musical. Siempre hay mucho trabajo detrás. En el caso de las bandas, muchas ideas, presentaciones (en la mayoría de los casos no pagas), mucho flyers llamativos, dinero invertido en estudio y entrevistas de radio para ir construyendo poco a poco una sólida base de seguidores.

¿Creen que es positiva la oportunidad que tiene ahora el público de hacer preguntas directas a sus artistas favoritos sin intermediarios, gracias a internet?

¡Claro! Siempre que sean los mismos artistas quienes contesten las preguntas, que en muchos casos no es así. Sería muy raro que Famasloop mande tuits en medio de una presentación, ¿cierto? Eso le resta credibilidad a la agrupación en esa red social en específico. Conocemos un caso muy particular de una personalidad que tuitea mientras hace cadenas.

¿Es más importante que los videos de un artista estén en Youtube a que roten por MTV? ¿Por qué?

Seguro que para cualquier banda es un gran logro que su video sea tomado en cuenta para entrar en rotación en MTV, pero es muy poco probable que ese simple hecho aislado otorgue la relevancia deseada por los músicos para vivir de su música.

En este caso MTV sería un canal adicional de distribución que le coloca una medalla de honor al curriculum de la banda. Este hecho le abrirá más puertas y seguramente la gente dirá: Si MTV los puso es porque son buenos. Creo que el caso de Los Paranoias es un ejemplo perfecto de una de esas bandas que ganó mucha más notoriedad y respeto luego de que sus videos comenzaron a rotar en MTV.

Pero definitivamente el primer destino de los videos que con tanto esfuerzo hacen las bandas nuevas, en crecimiento o con un alcance local, obligatoriamente tiene que ser Youtube por múltiples razones: mucho más fácil de distribuir, se puede medir la opinión de la gente, se abre la posibilidad de contactar nuevos realizadores de videos o promotores de eventos, etc.,etc… Las bondades que nos ofrece la Web 2.0.

¿A qué creen que se deba la efervescencia del rock nacional en estos tiempos? ¿Ha ayudado internet en ese sentido?

Es una mezcla: Ley Resorte + Boom Web 2.0. En la mayoría de los casos el patrón de consumo musical viene establecido por la radio. Es decir, escuchas en la cola y luego lo bajas en la oficina.

Recomendaciones para las bandas/artistas que no usan efectivamente las redes sociales para promocionar lo que hacen…

Trabajar duro: on line y off line.

Aprovecharse de las redes sociales y estar pendientes de colocar su material en la más apropiada.

Olvidarse de sitios como Hi5 (que hoy día suena a 90’s) y pensar más en sitios como Bandcamp.com.

Ser creativos

Ser transparentes

Andrea Hoare Madrid y Carlos Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *