El mejor truco SEO

El contenido, el contenido, el contenido. Original, especializado, exclusivo. Es lo que hará que cualquier propuesta en Internet resulte exitosa en algún lugar y que sea productiva para sus creadores. El contenido es lo que otorga la visibilidad en la red, lo que permite que cualquier publicación -de la naturaleza que sea- destaque en esta jungla de voces y no se pierda en la oscuridad de la irrelevancia. Ya no hay opción a no comunicar. Ustedes, nosotros, sus empresas, sus organizaciones, quien sea. Todos estamos obligados a generar contenidos.

Esta recomendación seguramente la habrán leído en miles de páginas, no obstante, la guía para optimización de motores de búsqueda actualizada que lanzó Google la semana pasada nos lo recuerda con insistencia: “De todos los factores que tratamos aquí, crear contenido interesante y útil será probablemente la que más influirá en su sitio web ”.

Algunas personas pensarán que esta recomendación se limita a organizaciones que quieran promover o vender algo en internet, pero no, el consejo va más allá. La llamada Web 3.0 ya está aquí y con ella el análisis de datos. Por ejemplo, al momento de realizar contrataciones, los potenciales empleadores (sin son sabios) “googlearán” nuestro nombre extrayendo nuestro perfil de la información que hemos ingresado a través de las redes sociales. El Curriculum Vitae quedará como una curiosidad de otros tiempos, la lógica digital se está encargando de desaparecerlo del mapa. El mundo nos conocerá mejor que nosotros mismos a través de Internet, a menos que tomemos la delantera siendo conscientes y estratégicos con los contenidos que subimos a esta memoria colectiva en red.

Y si hablamos de empresas el reto es aún mayor. La gente de Mashable publicó el primero de abril 2011 6 tips para crear contenido de marcas con valor. Excelentes recomendaciones de las cuales rescatamos la siguiente: Crea tu propia estrategia.

Es un error muy común pensar en las redes sociales como la solución a bajos presupuestos sin contemplar qué se va a comunicar a través de ellas. No es buena idea estar en FaceBook simplemente por estar. O estar en Twitter para no atenderlo. Lo importante es definir una estrategia para luego implementarla en las diferentes herramientas que se adapten a ella, en las que están y las que vendrán.

Conclusión: contenido, contenido, contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *