De zapatos y corazones o Academia 2.0

Dar clases implica un gran compromiso, asuntos tan críticos como decidir qué zapatos usar, o si los lentes combinan la cartera. Pero más allá hay reflexiones profundas, aunque no tan llenas de color como la elección de la paleta de colores del vestuario. Al conversar con quienes comparten conmigo esa alquimia que es dar clases, surgen compromisos con el conocimiento ineludibles para los que hemos emprendido la vida académica con el cerebro y el corazón. ¿Cursi?, quizás… pero esos sentimentalismos son los que nos impulsan a entregar a nuestra clase las pequeñas respuestas que hemos encontrado a estos retos que nos impone el vibrante y dinámico ecosistema del saber contemporáneo.

Este es el caso de esta esquemática presentación que invita a los alumnos a preguntarse si nuestra manera de conocer ha cambiado debido a la convergencia digital, también a reflexionar si somos más sabios por tener acceso a fuentes inagotables de información, que por cierto se reproducen aritméticamente día a día. Pero ¿hasta qué punto sabemos cómo emplear y manejar este conocimiento?

Sin duda la Web ha modificado nuestro modo de conocer: El saber ya no es algo que se lee, es algo que se hace. Por tanto aquí intentamos explorarar cómo es la Web y cómo nos ayuda a ser más inteligentes a través de innovadoras rutas: ¿Quieres saber cuáles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *